QUIEREN SILENCIAR A ESTE MONJE POR REVELAR LA CURA PARA LA PRÓSTATA AGRANDADA, LA DIABETES, EL COLESTEROL Y LA ARTRITIS

Un cuarto de taza de semillas de calabaza contiene casi la mitad de la cantidad diaria recomendada de magnesio, que participa en una amplia gama de funciones fisiológicas de vital importancia, incluyendo la creación de ATP (trifosfato de adenosina, las moléculas de energía en su cuerpo), la síntesis de ARN y el ADN, el bombeo de su corazón, la formación adecuada de los dientes y los huesos, la relajación de los vasos sanguíneos y la función apropiada del intestino.

Anuncios

PROPIEDADES DE LAS SEMILLAS DE CALABAZA

Magnesio que Beneficia la Salud Cardiaca

Un cuarto de taza de semillas de calabaza contiene casi la mitad de la cantidad diaria recomendada de magnesio, que participa en una amplia gama de funciones fisiológicas de vital importancia, como la creación de ATP (trifosfato de adenosina, las moléculas de energía de su cuerpo), la síntesis de ARN y el ADN, el bombeo del corazón, la formación adecuada de los dientes  y de los huesos, la relajación de los vasos sanguíneos y la función apropiada del intestino .

El magnesio ha demostrado beneficiar la presión arterial y ayuda a prevenir la muerte súbita cardíaca, el ataque cardíaco y los accidentes cerebrovasculares, pero se estima que el 80 por ciento de los estadounidenses son deficientes en este importante mineral.

Zinc para el Apoyo Inmunológico

as semillas de calabaza son una rica fuente de zinc (una onza contiene más de 2 mg de este mineral benéfico). El zinc es importante para su cuerpo en muchas maneras, incluyendo la inmunidad, el crecimiento y la división celular, el sueño, el estado de ánimo, los sentidos del gusto y el olfato, la vista y salud de la piel, la regulación de la insulina y la función sexual masculina.

Muchas personas son deficientes en zinc debido a que los suelos han agotado estos minerales, también por los efectos de los medicamentos, las dietas basadas en vegetales, y otras dietas altas en granos. Esta deficiencia se asocia con un aumento en los resfriados y la gripe, fatiga crónica, depresión, bebés de bajo peso al nacer, acné, problemas de aprendizaje y bajo rendimiento escolar en los niños, entre otros.

Grasas Omega – 3 de Origen Vegetal

Las nueces y las semillas crudas, como las semillas de calabaza, son una de las mejores fuentes de omega-3 (ácido alfa-linolénico (ALA)) de fuentes vegetales. Todos necesitamos ALA, sin embargo, el ALA tiene que ser convertido por el cuerpo en grasas omega-3 EPA y DHA más benéficas – por una enzima la cual la gran mayoría de nosotros hemos deteriorado debido a los niveles altos de insulina. Si bien las  semillas de calabaza son una excelente fuente de ALA, creo que también sería prudente obtener buena cantidad de grasas omega-3 de origen animal, tales como el aceite de kril.

Salud de la Próstata

Durante mucho tiempo, las semillas de calabaza han sido apreciadas como un importante alimento natural para la salud del hombre. Parte de esto se debe a su alto contenido de zinc, que es importante para la salud de la próstata (encontrado en concentraciones muy altas en el cuerpo), y también porque los extractos y aceites de semillas de calabaza pueden jugar un papel en el tratamiento de la hiperplasia prostática benigna (HPB, o agrandamiento de la próstata).
Efectos Contra la Diabetes

Anuncios

Estudios en animales sugieren que las semillas de calabaza pueden ayudar a mejorar la regulación de la insulina y ayudar a prevenir complicaciones de la diabetes al reducir el estrés oxidativo.

Beneficios para las Mujeres Posmenopáusicas

El aceite de semilla de calabaza es un fitoestrogeno natural y estudios sugieren que podría conducir a un aumento significativo del colesterol bueno “HDL” así como disminución de la presión arterial, bochornos, dolores de cabeza, dolor articular y otros síntomas menopáusicos en las mujeres postmenopáusicas.

Salud del Corazón y del Hígado

Las semillas de calabaza ricas en grasas saludables, antioxidantes y fibras, podrían proporcionan beneficios para la salud del hígado y del corazón, especialmente cuando con se combinan con las semillas de lino.

Triptófano para un Sueño Reparador

Las semillas de calabaza son una fuente rica de triptófano, un aminoácido (bloque de construcción de las proteínas) que su cuerpo convierte en serotonina, que a la vez se convierte en melatonina, “hormona del sueño”. Comer semillas de calabaza pocas horas antes de ir a la cama, junto con un carbohidrato en la forma de una fruta pequeña, podrían ser especialmente benéficas para proporcionarle a su cuerpo el triptófano necesario para la producción de melatonina y serotonina con el fin de promover un sueño reparador.

Beneficios Anti-Inflamatorios

Se ha descubierto que el aceite de la semilla de calabaza exhibe efectos antiinflamatorios. Incluso un estudio animal descubrió que funciona similar al medicamento antiinflamatorio indometacina para tratar la artritis, pero sin los efectos secundarios.

Artritis. La administración de aceite de semilla de calabaza a animales con artritis reumatoide inducida químicamente produjo una «destacable» reducción de la hinchazón. El hallazgo fue publicado en la revista Pharmacological Research.

¿CUÁL ES LA MEJOR MANERA DE CONSUMIR LAS SEMILLAS DE CALABAZA?

Con el fin de conservar las grasas saludables presentes en las semillas, las semillas de calabaza se deben comer crudas. Si usted decide comprar semillas en un recipiente a granel, asegúrese de que huelan a semillas frescas- no rancias, echadas a perder o correosas, lo que podría indicar la rancidez o la presencia de micotoxinas por hongos. Las semillas de calabaza orgánicos son mejores, ya que no están contaminadas con pesticidas u otros productos químicos nocivos.

Descascarar y machacar con un mazo de cocina 6 cucharadas de semillas de calabazas. Luego, colocar en un moledor de carne, hasta lograr un polvo fino. Mezclar partes iguales de melaza y miel oscura hasta formar un buen jarabe espeso.  Adicionar un poco de canela en polvo y el jugo de medio limón Tomar 1 cucharada colmada todas las mañanas antes del desayuno.

Si prefiere comer semillas tostadas, tuéstelas usted mismo para que pueda controlar la temperatura y  el tiempo de cocción. Las semillas de calabaza crudas se pueden asar a fuego lento en el horno (no más de 170 grados F o 75 grados Celsius) espolvoreadas con sal del Himalaya u otra sal natural, durante unos 15-20 minutos.

No olvides compartir!!!

 

Anuncios

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *